¿Por qué construir un soporte para sentadillas?

Existen varios motivos por los que podemos optar por construir un soporte para sentadillas casero. En la mayoría de ocasiones se debe al precio de un soporte o rack profesional. Otras veces es debido a la falta de espacio, y a veces entrenamos de forma esporádica y no necesitamos nada más. Sea cual sea tu motivo, vamos a ver varias opciones para construir un soporte para sentadillas con un presupuesto ajustado.

Construir un soporte para sentadillas

Las opciones para construir un soporte para sentadillas son muy variadas. Algunas suponen cierta destreza con las herramientas para obtener un resultado adecuado. Otras simplemente son el resultado del ingenio.

Primera opción

Para la primera opción vamos a necesitar los siguientes materiales:

Necesitaremos al menos 4 postes, 2 cubos y un saco. En total serían 95€.

Las opciones que hemos seleccionado son a modo de ejemplo. La altura de los postes dependerá de tus necesidades, ten en cuenta que a mayor altura y peso necesitarás una base más sólida.

La idea es meter los listones de madera dentro del cubo y fijarlos con el cemento o sellador. De esta manera tendremos dos soportes para sentadillas parecidos a los que puedes encontrar en muchos gimnasios.

 

Soporte para sentadillas casero

 

Segunda opción

La segunda opción es algo menos elaborada, pero igualmente funciona para nuestro objetivo. Seguramente hayas visto en muchos vídeos, sobretodo de halterofilia, que realizan sentadillas sacando la barra desde unos cajones similares a los siguientes:

Jerk block

Pues la idea es la misma, pero con una opción más económica. Si buscamos por Internet y aplicamos algo de ingenio, podemos encontrar productos que se asemejan bastante, aunque con menos «glamour».

Una opción interesante podría ser la siguiente estantería metálica apilable, con capacidad para aguantar 175 kg. Suficiente para la mayoría de personas que entrenan en casa. Con un precio de 63€ es una opción bastante interesante respecto al precio de los cajones pliométricos, cuyo precio va desde los 120€.

Barras de seguridad

Además de los soportes para sentadillas caseros, es importante incluir unas barras de seguridad. Este es un elemento fundamental para evitar lesiones si fallamos en alguna repetición. Al igual que los casos anteriores, podemos encontrar muchas opciones más económicas y que se adaptan perfectamente a los soportes que hemos mencionado anteriormente. Una opción sería adquirir unos caballetes regulables por unos 50€ con una capacidad de carga de 150 kg cada uno.

Caballete regulable

Como has podido ver, podemos montar nuestro soporte para sentadillas casero por menos de 100€. Esta es una opción bastante interesante si nuestros recursos son limitados o nos estamos iniciando en algún deporte de fuerza y no queremos hacer un gran desembolso. Existen muchas más opciones a las mencionadas, más económicas, más elaboradas … Todo es cuestión de las habilidades y capacidades de cada persona.

Deja una respuesta